Sobre este blog



Cuando empecé la carrera, la ilusión de todo protomédico era ser como House. Diagnósticos imposibles, capacidad para combinar conocimiento hiperespecializado de todas las áreas. Sin embargo, a todos se nos olvidaba preguntarnos si queríamos que un médico como House nos tratase.
 
Después de 6 años lo tengo claro, no quiero ser como House. Ni por actitud, ni por la manera de entender la enfermedad obviando al enfermo o por su manera de encerrarase de la realidad. Este blog es una manera de liberarme, de opinar o compartir cosas que me vaya encontrando. Los contenidos en su mayoría son opiniones y reflexiones (sin más), y por supuesto abiertos a la discusión. Si llego a incluir alguna información médica, que no se tome más que como un comentario en un blog de un estudiante de Medicina.

1 comentario:

  1. Bravo!! Te hiciste la pregunta adecuada. Hay que saber hacer diagnósticos brillantes pero también diagnósticos normales que le sirvan al paciente. Y, sobre todo, hay que ver al paciente como una persona. Tu reflexión y el título de tu blog es lo primero que pensé cuando vi House por primera vez, aunque he de reconocer que la gente en general no entendía mi punto de vista (yo ya llevo muchos años en medicina y lo tengo claro). Ahora puedo ver algún capítulo, pero tengo que abstraerme de que su profesión es la mía (y de que le gusta mi especialidad, donde a veces tienes que ser muy brillante para que no se te escape un diagnóstico difícil).

    Diagnosticar por diagnosticar no tiene sentido. Para eso te metes a detective, pero entonces no ejerceríamos una de las mejores profesiones humanísticas que existen, confirmo.

    Felicidades por el blog y te animo a seguir adelante con tus reflexiones. Te serán muy valiosas en la vida y en la profesión. Y no te desanimes por el ambiente. El que la profesión sea humanística o no lo hace la mirada de cada uno, y somos nosotros los que decidimos mantener, o no, esa mirada en el tiempo.

    ResponderEliminar