miércoles, 1 de enero de 2014

¿Qué será de 2014?

2013 termina con la sensación de ser un año no acabado. Con el MIR a punto de caramelo y sin haber tomado las "grandes decisiones" que debería haber tomado. Precisamente por eso empiezo 2014 con mucha ilusión (a pesar de la lluvia y de las agujetas post-San Silvestre).

Este año toca empezar a tomarse la "profesión" en serio, asumir responsabilidades y plantearse el futuro sin prisa pero sin pausa. Toca estudiar no porque te lo vayan a exigir en un examen, sino porque es el compromiso que aceptaste (o simplemente porque te sigue gustando aprender). Me toca ver si soy capaz de llevar a la práctica todas las cosas que he predicado desde el tendido como estudiante. Toca intentar mantener la cabeza fría para saber que no hay ninguna decisión absoluta ni definitiva. Un año para empezar a disfrutar mi profesión sin dejar que esta engulla el resto de mi vida.

También tendrá su parte mala, seguro. De frustraciones, cansancio y reproche. Probablemente sea también otro año lleno de mareas y concentraciones. De repasar a Wyoming cantando "Resistiré" y tomarte más en serio a El Mundo Today que al Consejo de Ministros. Un año en el que cada uno tendrá que seguir luchando por lo que crea, con lo que pueda, desde donde esté.

Y ahora, de vuelta al estudio...lo fácil sería decir que no hay nada peor que empezar el año estudiando y efectivamente, se me ocurren 50 cosas mejores que hacer. Ante todo tengo claro por qué un día decidí hacer el MIR y esa sigue siendo mi mejor razón para empezar 2014 con ganas.

¡¡¡Feliz año a todos!!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario