viernes, 2 de noviembre de 2012

Si Enjolras levantase la cabeza...




Cambiando de tercio después de un día pendiente de que pasaba con la Sanidad madrileña y con La Princesa (os sigo pidiendo que os paséis por este link), hoy me he encontrado con este discurso de Enjolras, personaje de los Miserables de Victor Hugo y cabecilla de un grupo de estudiantes en la revolución de 1830 (copio un fragmento pero podéis encontrar el resto aquí)

"Ciudadanos! El siglo XIX es grande; pero el siglo XX será dichoso

Entonces no habrá nada que se parezca a la antigua historia; no habrá que temer, como hoy, una conquista, una invasión, una usurpación, una rivalidad de naciones a mano armada, una interrupción de civilización por un casamiento de reyes; no habrá que temer un nacimiento en las tiranías hereditarias, un reparto de pueblos acordados en congresos, una desmembración por hundimientos de dinastía, un combate de dos religiones por encontrarse frete a frente; no habrá ya que temer al hambre, la explotación, la prostitución por miseria, la miseria por falta de trabajo, el cadalso, la cuchilla, las batallas, y todos estos latrocinios del acaso en la selva de los acontecimientos.

Casi pudiera decir que no habrá ya acontecimientos. Reinará la dicha. El género humano cumplirá su ley, como el globo terrestre cumple la suya; la armonía entre el alma y el astro se reestablecerá; el alma gravitará en torno de la verdad, como el astro en torno de la luz.

Amigos, la hora en que estamos y en que os hablo, es una hora sombría; pero tales son las terribles condiciones de la conquista del porvenir

Una revolución es un peaje."


Llama la atención que esto se escribiese hace 150 años y que pasado el s. XX todavía vayamos como vayamos. Uno se pregunta como acabará el XXI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario