domingo, 11 de noviembre de 2012

Crisis y Educación Médica




En mitad de una crisis tan intensa como la que vivimos una de las frases más repetidas es "hay que cambiar el modelo". Pero a veces se nos olvida que el modelo lo componen pequeños elementos que están presentes en nuestra actividad diaria. Las reflexiones que lleven a un cambio de modelo deben pasar e implicar a todos los agentes y sectores.

¿Qué pintan en esto las Facultades de Medicina? A lo largo de los últimos años a nivel mundial ha surgido un interés creciente en la Responsabilidad Social que las Facultades de Medicina deben ejercer. La Federación Mundial para la Educación Médica (WFME) publicó en 2010 un documento que merece la pena analizar y en el que se subraya la importancia de imbricar a las Facultades de Medicina en la Sociedad de manera que los futuros médicos pueden adelantarse y responder a la realidad social que se vayan a encontrar (algo que puede parecer imposible).

En una crisis económico como esta, las Facultades tienen que reflexionar sobre la importancia que se da al papel del médico como gestor de recursos, desde una visión holística de todos sus roles. Lamentablemente, a día de hoy los currículos siguen hipertrofiados de conocimiento técnico. Para el que piense que esto es una chorrada, un ejemplo concreto: España es el segundo país del mundo en consumo de medicamentos. Esto ¿se debe únicamente a una hiperutilización del usuario?, ¿mala prescripción por parte de los profesionales? ¿inadecuada regulación del sistema?. En función de la respuesta las soluciones que podremos aplicar (y exigir) serán distintas. Por ahora, los políticos han decidido ir a por lo más fácil (a partir de 5:23).


Todo esto lo digo desde una reflexión personal. No me considero un experto en salud pública, política sanitaria o educación médica, pero son elementos que he echado en falta en mi formación. He tenido la suerte de formarme con gente que también creía que otra manera de aprender Medicina era posible, y ahora, a unos meses de graduarme, estos son algunos de los puntos que creo hay que reforzar:
  • Formación en bioética: como campo TRANSVERSAL a la praxis médica y LONGITUDINAL a la formación. De cara a la crisis, se debería realizar más hincapié en el principio de justicia (no discriminar), ahondando en la manera de evitar la creación de desigualdades a través del sistema sanitario, de manera que éste genere equidad social.
  • Formación en gestión: abordando todas sus dimensiones (micro, meso y macro), desde las implicaciones económicas del día a día (pruebas diagnósticas, tratamientos, etc), hasta el conocimiento de las estructuras asistenciales o políticas de regulación de productos sanitarios y medicamentos. 
  • Formación en manejo de la evidencia científica: de manera que se entienda no sólo cuál es la evidencia, sino cómo se produce, cómo se analiza y cómo se debe de aplicar.
  • Formación en promoción de la salud: cada vez se está dando más importancia al papel que los determinantes sociales de la salud juegan en la Sociedad. Recomiendo ver esta entrada para ver, como por ejemplo, el código postal, puede ser un determinante de salud.
Si queremos garantizar que el Sistema Sanitario sea sostenible a largo plazo, debemos ser conscientes desde el primer día que toda decisión tiene no sólo un posible efecto en materia de salud, sino también un coste asociado. De otra manera, corremos el riesgo de que el modelo, más allá de mantenerse se lo carguen.


3 comentarios:

  1. Coincido en tus cuatro factores de mejora, pero lo que veo es que hay gente con esas ideas, una vez llega el MIR se dejan deslumbrar por las grandes especialidades hipertecnológicas o de "alto nivel" o con "gran futuro", y en unos años algunos pasan de la promocionar la salud o defender la evidencia, a defender su especialidad o su "chringuito". Y en primaria pasa algo parecido.

    Solución? La formación, cierto cambio de perspectiva por la profesión, y que pasen unos años y todo cambie. Aunque el corporativismo sigue siendo un elemento que casi lastra el sistema, eso también debería cambiar, ¿no crees?

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Sí, totalmente. En todo lo que estoy leyendo ahora para un proyecto de Educación Médica insisten en la enseñanza interprofesional y en abrir la sanidad a la comunidad a modo de colleja para el "complejo de Dios" que puede salir en la carrera.

    Hay muchos otros temas como el sistema de elección de los estudiantes y adjudicación de plaza de residentes que se deberían de tener en cuenta.

    Como dices, esto pasa más por cambiar el chip a nivel global y aplicar una nueva mentalidad en todo lo que hagamos. Ese sería el cambio de modelo.

    ResponderEliminar
  3. Y con todo, algunos de los mejores modelos de rol que he encontrado en la carrera son especialistas hospitalarios con los pies en la tierra incluyendo traumatólogos o cirujanos generales.

    ResponderEliminar