lunes, 13 de agosto de 2012

Australia (III): USyd

Antes de empezar, dejar claro que la Universidad de Sydney no me paga por escribir esta entrada. Sólo la he puesto como ejemplo de lo que estoy viviendo.

Quizás porque he estudiado en una Facultad especialmente aislada del mundo, con unos estudios especialmente aislantes del mundo o porque he pasado los dos últimos años en un medio más aislado del entorno universitario como es cualquier hospital universitario, empezar de nuevo en universidad tan grande como la University of Sydney (USyd) se me ha hecho especialmente raro. Ejemplos:

  • Es la universidad más antigua de Australia (1850)
  • Tiene más de 40.000 estudiantes, de los cuales 600 somos internacionales/intercambio este semestre
  • El campus organiza varias actividades REALMENTE interesantes a lo largo de la semana. Destaco el "realmente".
  • 30 de los deportistas australianos que han competido en los Juegos Olímpicos de Londres estudian en la USyd (dato tonto)
  • Casi la totalidad de la participación estudiantil está centrada en un única asociación estudiantil, la University of Sydney Student Union (USU). Están literalmente hasta en los vasos de café. Esto incluye desde asociacionismo de todo tipo (Sociedad de Representación de estudiantes de Medicina/MedSoc, asociaciones artísticas, club del ukelele...) hasta fiestas de integración para los estudiantes internacionales (ejem). Para los que tengan interés: video promocional

La primera semana nos la dedicaron a adaptarnos a todos los niveles, incluyendo nociones sobre como moverte por la ciudad, que playas usar, que viajes hacer, lenguaje "aussie" básico... Comparado con lo primero que un profesor de Medicina en la UAM me dijo ("la frustración es buena") bastante llamativo. Si tenemos en cuenta que fue de lo poco que hicieron para introducirnos en la UAM, peor.  

Muchos actos de bienvenida, plataformas online accesibles que funcionan, clases magistrales que puedes perderte porque las graban (consideran que la posibilidad de que tengas algo más interesante que hacer formativamente que pasar una mañana escuchando a alguien en directo es plausible), horarios modificables... En general vida adaptada al estudiante, y no a dameros o profesores (con todos mis respetos).

En resumen, la "protoimagen" que se tiene de una Universidad antes de entrar, o lo que esperas de ella. Accesible, fomenta que aprendas y disfrutes, que TE desarrolles, que aproveches tu etapa universitaria desde tus aciertos y errores. Y precisamente buscando evitar ese sinsentido de capacidad frustratoria que muchos profesores todavía tienen (aunque como en todo, hay casos).  Es más, resulta que la vía para acceder a una formación (por ejemplo estudios de Medicina, que en la USyd son un posgrado) no es única. Se parte de una idea de formación mucho más flexible, de un desarrollo personal en lugar de un encasillamiento curricular ¿Tan absurdo es que alguien que primero ha hecho arte como grado, si tiene el perfil necesario, pueda ser médico? si alguien piensa que la PAU selecciona los mejores perfiles, que comente.

No tengo mucha capacidad para criticar el contenido de las clases, principalemente por el que currículo de 6º en la UAM es un tanto "especial" (mezcla entre año de prácticas y retomar algunas de las básicas), pero si que hay que decir, que NINGUNA de mis asignaturas se basan en un único examen, y la mayoría tienen un compenente importante (hasta el 50%) de evaluación práctica Y continuada. Todas absolutamente integradas online, y algunas hasta te dan los apuntes.

Y la pregunta del millón ¿a qué precio? lo peor de todo es que no a uno muy superior al que pagábamos los españoles...algo hacemos mal, pero al parecer hay opiniones para todos los gustos. Esto para los nacionales claro...los estudiantes internacionales son una fuente importante de ingresos para el país.

¿Dónde creo que está la diferencia? Actitud general de alumnado y profesorado hacia una idea del universitario como adulto en formación, más que de un pre-profesional a moldear como le de la gana al profesor/departamento de turno y eficacia en la gestión.

CONCLUSIÓN PERSONAL: hacer las cosas bien no es tan difícil ni tan caro.

Y resulta, que además a los estudiantes de Medicina les da hasta tiempo para VIVIR (con mayúsculas), y que ir a reuniones de estudiantes, y en general buscar algo más de tu etapa universitaria no es algo "freak" o "pasota"...





PD publicitaria: Para los que piensen que algo así no se hace en España, recomiendo seguir a @VICEM_UZ en España. El año que viene en Zaragoza ;) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario