miércoles, 12 de diciembre de 2012

Crónica de un estudiante en un Hospital en huelga

-Día 1

Al llegar el primer día al hospital costaba reconocerlo. Empapelado de  arriba a abajo, con pancartas y carteles colgando de las ventanas no sólo del hospital, sino también de las casas de enfrente: "La Sanidad No Se Vende" "La Princesa No Se Cierra". 

Entré en el hospital y desde el principio noté que había algo distinto. Han instalado una mesa informativa en la que se siguen recogiendo firmas (sí, a día de hoy la gente sigue firmando) con más carteles y pegatinas por todas las paredes. Médicos con hojas pegadas a su espalda: "Médico en huelga". Pero hay algo más, algo en el ambiente, que hace raro volver a un hospital que antes se caracterizaba por su "buen rollo" (entiéndase dentro del contexto de un hospital), algo que parece que se han llevado.

Subo a docencia y paso por las aulas para ver que la 5 está ocupada por la Junta del Centro. Me asomo por el ojo de buey para ver a los jefes de servicio (muchos de los cuales, han sido mis profesores) discutiendo (no entendí muy bien de qué), todos entre tensión y cansancio. Cuándo salen, alguno de los jefes encorbatado sigue gritando "Por ahí NO podemos pasar. Ya han hecho suficiente daño". Varios afirman. Me río cada vez que dicen que esto es una cuestión ideológica porque evidentemente no conocen a muchos jefes de servicio. Ponerlos de acuerdo es todo un logro.

Curiosamente en docencia se ven pocos estudiantes. Uno de mis compañeros me explica que con la gran parte de los adjuntos y la mayoría de residentes en huelga (y por supuesto, con los exámenes a la vuelta de la esquina) poco se puede aprender. Bajo al Aula Magna a ver a una amiga que este año ha empezado la residencia en el Hospital. Un grupo de residentes están reunidos explicando como afecta la huelga a sus salarios en función de los años de residencia. Se ve rápidamente que ellos SÍ que están cansados. Se les ve en los ojos, en la manera de hablar e incluso en su manera de andar por el hospital:  "Esto desgasta mucho más que trabajar"  dicen. Y ahí siguen muchos.

-Día 2

Primer día de rotación. Según me voy encontrando con distinta gente empiezo a oír razones a favor y en contra de hacer huelga, pero sobre todo empiezas a oír como la situación va "quemando". Empiezas a oir cosas  como "La cagada es haberla hecho indefinida", "De cualquiera de las maneras los que cobran somos siempre nosotros y los pacientes", " Incluso sin el plan del PP, la situación era insostenible ¿ahora qué?", "La que nos va a caer el año que viene". Y en un momento, te das cuenta de lo duro que debe ser decidir hacer huelga o no hacerla. Te das cuenta de lo fácil que es valorar sin involucrarte y del mérito de la gente que cree y lucha por el sistema. Te das cuenta de que eres un "pipiolo" valorando el juego de los mayores.

Empiezas a rotar, y algún paciente refunfuña cuándo le explicas que tiene que esperar porque no sabe cuándo se va a hacer una prueba complementaria por culpa de la huelga. Otros te dicen que "Con lo listos que sois los médicos, deberíais iros. Lo que nos hacen a nosotros y a vosotros no es normal". A las 11 llega hasta la novena el ruido  los pitos, gritos y cantos de la calle. A pesar de que ha pasado más de mes y medio todavía queda gente con ganas de luchar. En la planta, normalmente una de las más movidas del hospital, apenas se ven médicos y lo que antes eran problemas del día a día, se acrecientan enormemente.

Después de acabar de rotar, la adjunta revienta: "Yo no aguanto más, mañana hago huelga y tú (al residente), si te ves muy liado también. Así no podemos ejercer". 

-Día 3

Mis dos compañeros, sabiendo que lo más probable es que no hubiese nadie no han venido a rotar. Subo a la planta y pregunto por mi equipo. No saben donde están, así que me bajo. Los residentes están esperando a que venga la antorcha de la Sanidad, para hacer un día más la vuelta al  Hospital. Y sigo sorprendiéndome al ver no ya a los residentes, sino a profesores por los que no hubiese apostado en la vida que se mojarían en ningún tema dando palmas y gritos.  Lo mejor sigue siendo la gente del barrio (barrio de Salamanca para más inri) que canta y empieza a bailar por la Sanidad Pública a la mínima oportunidad.

Vuelvo a casa y abro el ordenador. Siguen saliendo noticias en todos lados. Más médicos protestando, más movimientos apareciendo, batallas en twitter que el Partido Popular sigue perdiendo, demostrando como siempre su incapacidad para mantener un debate abierto. Es lamentable ver como llega un punto en el que empiezan a faltar al respeto a los mismos profesionales que han salvado y guardado "su" sistema, ese mismo que venden en las campañas electorales y que ahora quieren subastar al mejor postor.

Tengo que reconocerlo, estos primeros días hacen que salten un montón de dudas y que la vuelta se haga más dura. ¿Hasta cuándo? ¿Qué más se puede hacer? ¿Hay alguna alternativa a la huelga? ¿Qué pasará cuando el Gobierno no ceda?

Lo que si que tengo claro es que poner a médicos y pacientes en esta tesitura es tremendamente injusto. Son los políticos los que deberían defender el sistema, y al parecer, los que deberían dejar de "trabajar" (si a eso se le puede llamar trabajar) para que el sistema salga adelante.

Ánimo y gracias a todos (desde la posición que cada uno decida adoptar)

#LaSanidadNoSeVende #LasquettyDimision

viernes, 30 de noviembre de 2012

Impulso aventurero

Cuando piensas que ya se han dicho todas las tonterías pertinentes, alguien en el Gobierno consigue desengañarte. En este caso la secretaria general de Inmigración y Emigración, Marina del Corral, que ha asegurado que el condicionante para irse fuera de los jovenes españoles es su "impulso aventeruro de la juventud", con la situación económica en un segundo plano (la noticia aquí).

Puede que sea ese "impulso aventurero" lo que me dan ganas de mandarle a la mierda (con perdón) cada vez que leo la noticia. Más allá de una mentira, es una falta de respeto a todos aquellos españoles que se han formado aquí y se ven forzados a irse. Y creo que hay que decir claramente forzados, no impulsados. Por poner el ejemplo de la profesión médica, las condiciones laborales son mucho mejores a apenas dos pasos en la Comunidad Europea (incluyendo en muchos casos mejor docencia e investigación). Y eso que probablemente Medicina no sea el peor ejemplo. En muchas otras profesiones, la gente abandona España porque es simplemente imposible ejercer.

Hasta hace unos meses tenía claro que me quería formar fuera. Mi principal argumento era precisamente conocer otros sistemas, fundamentalmente en la parte docente. Pero el haber pasado estos meses en Australia me han hecho darme cuenta que todo lo que tengo en el plano personal en España hace que merezca la pena intentar quedarme. Lo que no se da cuenta del Corral es que para nosotros, los jovenes, la aventura ahora está en quedarse en España, no en marcharse. Supone el riesgo de matarte años a estudiar, para luego estar bajo años de incertidumbre y condiciones precarias en el mejorcísimo de los casos.

Parece que los políticos no contentos con ofrecer a sus ciudadanos unas condiciones económicas y laborales deplorables, con atacar directamente a los valores del sistema que entre todos se ha construido, se ofuscan una y otra vez en insultarnos a la cara. Julio Bonis (dr_bonis) ponía en twitter: "En este país falta muy poco para que alguien empiece a matar a gente de esa castuza". Cada vez estoy más de acuerdo.

lunes, 26 de noviembre de 2012

El coste humano de la Sanidad

A veces se nos olvida que todas las cosas tienen su historia. El British Medical Journal (BMJ) una de las revistas más prestigiosas del mundo sanitario, ha realizado un pequeño documental sobre el origen de algunos de los materiales que el National Health System (NHS) del Reino Unido utiliza, titulado "The Human Cost of Healthcare".



No conozco que nada parecido se haya hecho en España, pero supongo que los resultados serían bastante similares. El NHS es referente en muchos sentidos de su asistencia, docencia e investigación. Este video demuestra que el concepto de responsabilidad social poco a poco va evolucionando y que poco a poco nos vamos acercando hacia una medicina global.

En un día en el que miles de profesionales médicos están saliendo a la calle en España para defender la sanidad como derecho y no como negocio, este video nos recuerda lo importante que es ser consciente de las consecuencias de todos los parametros del sistema.  Sí el profesional en su día a día asume un compromiso ético ¿no debería hacerlo también el sistema?

A alguno le saltará la pregunta de qué se puede hacer con estos "grandes problemas". Lo poco que se me ocurre responder es que estar concienciado es un (gran) primer paso.

 Y como no #HuelgaEnBlanco

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Numerus clausus e indignación

Hace cuatro años empecé la carrera. A mitad de primer curso saltaba la siguiente noticia: una supuesta falta de médicos hacía necesario un aumento del numerus clausus y del número de Facultades de Medicina en España. Después de cuatro años, se ha incrementeado el número de estudiantes que ingresan en la carrera de 4500 a más de 7000, por encima de las condiciones pactadas entre la Conferencia Nacional de Decanos y el Ministerio de Educación. Hemos pasado de tener 28 a 40 Facultades, con Madrid a la cabeza como ciudad del mundo con más Facultades de Medicina y con muchas Comunidades Autónomas todavía empeñadas en seguir en esta "carrera".

Dede el principio los estudiantes de Medicina salimos a la calle, protestamos, exigimos estudios que justificasen esta supuesta necesidad. En los últimos años, a través del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), seguí protestando contra esta situación, presentando argumentos, estudios y sobre todo, la situación REAL de saturación en aulas y hospitales que los estudiantes de Medicina vivimos día a día. Y ¿cuáles van a ser las repercusiones de todo esto para mí?

La semana pasada salía la noticia del número de admitidos para el próximo MIR: 12.000 candidatos para 7.000 plazas. Lo que no sabe la gente es cuánto van a aumentar estos números en los próximos años. Esta promoción sólo contó con 4.500 ingresos ¿qué pasará cuando lleguen las de los 7.000? ¿y cuando la recirculación aumente por falta de plazas MIR o por el creciente paro médico? En resumen parece que toca un panorama "poco alentador".

Habrá quien piense que en cualquier caso toda esta discusión es una chorrada para la población general, que es incluso mejor formar más médicos para garantizar el "mantenimiento" del sistema. Quizás no sepan que formar a un estudiante de Medicina cuesta alrededor de 30.000 €. Quizás nunca haya vivido la situación de tener a un adjunto, dos residentes y tres estudiantes con sus seis fonendos auscultándole, o explorando su dolor abdominal una y otra (y otra y otra y otra y otra) vez. Quizás no sea consciente de que este aumento de estudiantes se ha hecho a coste cero, reduciendo los recursos dedicados a cada estudiante, la calidad de la formación y por lo tanto la futura asistencia que recibiran sus pacientes.
Sí, incluso siendo estudiante de Medicina desde el primer día, tienes motivos para indignarte. Te dirán que la profesión médica es la mejor valorada del país pero que aún así, tendremos uno de los peores salarios de Europa. Oirás que la administración quiere contar contigo, pero su criterio sigue siendo el que cuente. Te exigirán que estudies y apliques la última evidencia existente a tus pacientes en el día a día, pero a la hora de las grandes medidas te aplicarán recortes y políticas sin ninguna justificación, con criterios económicos primando sobre la calidad.

Precisamente por todo esto creo que merece la pena seguir luchando. Porque si nadie se forma, estudia y se prepara para ser un médico "distinto" seguirán jugando  con la sanidad y la salud de todos. También la tuya. Por mucho que se empeñen en crear pancartas o hastags absurdos, o en desgastar palabras como "gratuito" o "universal", no pueden engañar eternamente a la gente que ve como poco a poco destrozan SU asitencia. Podrán atacar tus argumentos con gráficas y resultados (a saber de dónde), pero no los valores de un sistema absolutamente integrado en toda la población. Ser médico y ser estudiante de Medicina es un privilegio que la Sociedad te concede y al que hay que saber responder.

Y si todavía tienes duda de que estudiar Medicina merece la pena, échale un ojo a este post ;)

miércoles, 14 de noviembre de 2012

A punto de hacer la maleta

Cambiando de tema con respecto a los últimos posts, hoy toca hablar de algo radicalmente distinto y es como han sido estos meses de intercambio.

Aun cuando cuatro meses  como estudiante de intercambio puede que no sean las mejores condiciones para valorar una ciudad desde dentro, también es verdad que poco a poco te haces al estilo de vida. Probablemente, lo que más llame la atención sea la actitud generalizada de relax, acentuada continuamente por la coletilla aussie más usada: "no worries". Ya sea porque entregas un trabajo tarde, porque se te ha olvidado que tu ticket de autobús está acabado o porque te ceden dos semanas de alojamiento gratis, espera siempre oir esto con una sonrisa y un gesto de "relájate".



Otro de los aspectos interesantes es la mezcla cultural de Sydney. Como ejemplo, el primer día que me quisieron llevar a un restaurante "típico" me llevaron a un tailandés. Precisamente por ser un país joven, casi sin historia y por haber recibido muchísima inmigración de todo el mundo (Europa, Asía, India...) el perfil "aussie" queda practicamente diluido en una mezcla muy multicultural. Aún así, sigue existiendo una cultura muy fuerte de playa, barbacoa o pub post trabajo, que ayuda a reforzar lo tranquila que se hace la vida aquí.

Como dato negativo que me venga a la cabeza, el principal "problema" que he visto es cierta desconexión global con el mundo. Esta claro que eso está condicionado en gran parte por su aislamiento geográfico y su mayor vinculación con el mundo asiático que con el resto de occidente lo que hace que toda la crisis, tanto la americana como la europea se vea en un segundo plano. De hecho sólo he visto dos noticias sobre España en prensa nacional, la primera un análisis muy curioso sobre las líneas políticas de "Mr Rajoy" y la segunda sobre el Ecce Homo de Borja.

Si ya de base no tenía un semestre estresante, el cambio en el estilo de vida se ha notado: horarios mucho más relajados, con ratos  para tumbarte en la hierba, hacer deporte o perder la tarde miserablemente. O no tan miserablemente, porque siempre tienes posibilidades y cosas nuevas que hacer. Desde pasar la tarde tranquilamente en Circular Quay (la parte de la bahía que da a la opera), tomar algo con el resto de gente de intercambio o planear el siguiente viaje, o ver conciertos de tus películas "de peque" en la Ópera de Sydney.

En estos cinco meses he hecho cosas que nunca me imaginaría que iba a hacer, muchas de las cuales se merecen entradas aparte. He llegado a correr 14 km pegado a la bahía (para los que me conozcan, sí, sin parar xD) o dado clases de surf. Pasé 8 días increibles en Nueva Zelanda con salto en paracaidas incluido. Y cosas mucho menos pequeñas pero que suponen pasos enormes como es empezar a ser el único responsable de tus cosas y tener que sacarte constamente las castañas del fuego solito.


Incluso el hospital sirvió para tener que manejarme en un entorno sanitario totalmente distinto en el que el papel y los conocimientos y competencia que se esperan del estudiante de Medicina son muy distintos.



En resumen cinco meses increibles que ya se van acabando. Aunque siempre hay tiempo de una última parada ;)



lunes, 12 de noviembre de 2012

Respuesta a "Salvad la Princesa"

A propósito de este post de hace aproximadamente una semana. Esta ha sido la "escueta" respuesta que he recibido

Estimado Sr. Noriega:
              Recibo su correo,  mis compañeros en la Comunidad de Madrid siempre han trabajado para tener una sanidad de calidad, universal y gratuita. En ese esfuerzo no dude que seguirán.
              Un cordial saludo.
              Eva Durán.


Enviado desde mi iPad
 
Que cada uno interprete lo que considere

domingo, 11 de noviembre de 2012

Crisis y Educación Médica




En mitad de una crisis tan intensa como la que vivimos una de las frases más repetidas es "hay que cambiar el modelo". Pero a veces se nos olvida que el modelo lo componen pequeños elementos que están presentes en nuestra actividad diaria. Las reflexiones que lleven a un cambio de modelo deben pasar e implicar a todos los agentes y sectores.

¿Qué pintan en esto las Facultades de Medicina? A lo largo de los últimos años a nivel mundial ha surgido un interés creciente en la Responsabilidad Social que las Facultades de Medicina deben ejercer. La Federación Mundial para la Educación Médica (WFME) publicó en 2010 un documento que merece la pena analizar y en el que se subraya la importancia de imbricar a las Facultades de Medicina en la Sociedad de manera que los futuros médicos pueden adelantarse y responder a la realidad social que se vayan a encontrar (algo que puede parecer imposible).

En una crisis económico como esta, las Facultades tienen que reflexionar sobre la importancia que se da al papel del médico como gestor de recursos, desde una visión holística de todos sus roles. Lamentablemente, a día de hoy los currículos siguen hipertrofiados de conocimiento técnico. Para el que piense que esto es una chorrada, un ejemplo concreto: España es el segundo país del mundo en consumo de medicamentos. Esto ¿se debe únicamente a una hiperutilización del usuario?, ¿mala prescripción por parte de los profesionales? ¿inadecuada regulación del sistema?. En función de la respuesta las soluciones que podremos aplicar (y exigir) serán distintas. Por ahora, los políticos han decidido ir a por lo más fácil (a partir de 5:23).


Todo esto lo digo desde una reflexión personal. No me considero un experto en salud pública, política sanitaria o educación médica, pero son elementos que he echado en falta en mi formación. He tenido la suerte de formarme con gente que también creía que otra manera de aprender Medicina era posible, y ahora, a unos meses de graduarme, estos son algunos de los puntos que creo hay que reforzar:
  • Formación en bioética: como campo TRANSVERSAL a la praxis médica y LONGITUDINAL a la formación. De cara a la crisis, se debería realizar más hincapié en el principio de justicia (no discriminar), ahondando en la manera de evitar la creación de desigualdades a través del sistema sanitario, de manera que éste genere equidad social.
  • Formación en gestión: abordando todas sus dimensiones (micro, meso y macro), desde las implicaciones económicas del día a día (pruebas diagnósticas, tratamientos, etc), hasta el conocimiento de las estructuras asistenciales o políticas de regulación de productos sanitarios y medicamentos. 
  • Formación en manejo de la evidencia científica: de manera que se entienda no sólo cuál es la evidencia, sino cómo se produce, cómo se analiza y cómo se debe de aplicar.
  • Formación en promoción de la salud: cada vez se está dando más importancia al papel que los determinantes sociales de la salud juegan en la Sociedad. Recomiendo ver esta entrada para ver, como por ejemplo, el código postal, puede ser un determinante de salud.
Si queremos garantizar que el Sistema Sanitario sea sostenible a largo plazo, debemos ser conscientes desde el primer día que toda decisión tiene no sólo un posible efecto en materia de salud, sino también un coste asociado. De otra manera, corremos el riesgo de que el modelo, más allá de mantenerse se lo carguen.


miércoles, 7 de noviembre de 2012

Sumando opiniones



Que los argumentos de la Comunidad eran pobres era obvio. Sólo hace falta arañar entre las faltas gramaticales y coletillas amenazantes de la carta de Burgueño para encontrar perlas como comporar la especificidad de la patología del niño con la del anciano. Ni un sólo informe que lo avale, ni una referencia después de casi una semana, ni un experto que haya salido a defenderlo. Sólo el mismo discurso remasticado que "los mismos de siempre" venden en varios medios de comunicación.


Y ¿qué está pasando en el otro lado? que cada vez son más los sectores que desde una perspectiva profesional se plantan en contra de la medida. Para mí los ejemplos más significativos han sido los dos últimos. Por un lado las Sociedades madrileña, española y europea de geriatría y gerontología se oponen a este modelo, dado que bien "por motivos éticos o de eficiencia" no consideran deba seguir vigente ( y dicen vigente porque por mucho que se empeñen no están inventando "un nuevo modelo en Occidente"). Por otra parte el Foro Español del Paciente también ha expresado su preocupación por un hospital "pionero en España en la formación de pacientes y (que) es muy apreciado en su área de referencia por los pacientes".

Ahí lo tenéis: ni los expertos a nivel local, nacional e internacional (con las distintas visiones  a cada nivel) ni los usuarios consideran oportuna la propuesta. Han conseguido unir a la causa del Hospital a la Universidad Autónoma de Madrid, su Facultad de Medicina, plataformas de los distintos hospitales y sobre todo decenas de miles de ciudadanos que se oponen a una medida que NADIE ha sabido justificar hasta ahora. Frente a la falta de argumentos de la Comunidad, cada nuevo posicionamiento trae perspectivas específicas y complementarias dando una visión holística de lo que la Princesa significa para los que la defendemos demostrando que por encima de todo un Hospital es ciencia, participación y solidaridad.
Lo mejor de todo es que me acuesto sabiendo que mañana habrá más "príncipes azules" :)

PD: Mis agradecimientos especiales al Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), a las Delegaciones de Alumnos de las distintas Facultades de Medicina del estado y sobre todo a la Delegación y alumnos de la FMUAM que se han implicado en el proceso por demostrar que los estudiantes de Medicina estamos mucho más despegados de los libros de lo que la gente se cree.

lunes, 5 de noviembre de 2012

IMPORTANTE: Carta a diputada del PP

Hoy nuestros delegados de clase nos han hecho llegar esta noticia ¡¡¡¡Dadle difusión por favor!!!!
¡¡¡¡IMPORTANTE!!!!
Mañana se reúne la diputada del PP Eva Durán con el Consejero de Sanidad y le va a llevar todos los emails que reciba argumentando por qué La Princesa debe seguir cómo está. Por favor, escribid todos los que podáis a su dirección: eva.duran@diputada.congreso.es
Basta con un par de líneas, pues se va a tener en cuenta más que nada la cantidad de correos que reciba. Siempre siendo respetuosos, por supuesto.

¡¡¡Difundidlo todo lo posible!!!


domingo, 4 de noviembre de 2012

La mejor clase del doctor Nombela



El viernes pasado, el doctor Nombela (Tino) adjunto de Neurología y profesor asociado de la UAM nos envió a los estudiantes de la Princesa este mail referente a la situación del hospital, que ya está circulando por internet.
Poco puedo decir salvo que estas son las pequeñas (o grandes) cosas que hacen que no me arrepienta de haber elegido esta profesión y que te dan fuerzas para defender con los medios que tienes, aunque sea en la distancia en la otra punta del mundo, lo que me han enseñado que significa ser médico.

Muchas gracias Tino


Estimados delegados de curso de La Princesa de la UAM:
Soy Tino Nombela, Profesor Asociado de la UAM de Neurología. Creo que todos más o menos me conocéis. Carmelina me dejó vuestros correos, si tenéis listas de distribución entre vuestras clases, podéis reenviarles el mensaje si queréis. 
En primer lugar, gracias por vuestra disponibilidad en este momento.
Yo he sido alumno de la Autónoma y de La Princesa, luego he sido aquí residente, becario, contratado para guardias, adjunto contratado y ahora adjunto con plaza en propiedad. He sido Colaborador Clínico Docente (figura que tiene la Autónoma para gente que enseña a los estudiantes por amor al arte), Profesor Honorario (otra figura de los de amor al arte, pero reconocida en los baremos para trabajo) y Profesor Asociado desde hace tres años (334 € al mes, menos julio y agosto, en que nos despiden para ahorrar).
Cuando yo estudiaba, la Unidad era La Princesa - Niño Jesús - Santa Cristina, con lo que teníamos todas las rotaciones en el área. Creo que vosotros ya encontrasteis perdida la rotación de gine y obstetricia y os acumulan en La Paz. Curiosamente, el Gerente de Santa Cristina bajo el que se perdió la condición de universitario del Hospital de Santa Cristina es el actual gerente de aquí. 
En este momento no se sabe nada seguro. Parece que el miércoles el Presidente de la Comunidad lanzó la noticia de los ajustes de Sanidad, que incluían el euro por receta, la privatización completa de los nuevos hospitales y la transformación de La Princesa y el Carlos III, y que ha sido una decisión que no había llegado fuera del Consejo de Gobierno, con lo que era incluso esa nota de prensa la primera noticia que se tenía aquí. Esa misma mañana, el Director General de Hospitales había estado aquí diseñando el nuevo proyecto, pero no antes.
Parece también que nadie ha pensado en las implicaciones asociadas, en los "daños colaterales". El Instituto de Investigación, que ha costado Dios y ayuda certificar, la docencia de postgrado con los residentes y la de pregrado con los estudiantes. Se os han aumentado las tasas universitarias un pastón, para ahora disminuir la formación. Los nuevos hospitales tienen alumnos de Universidades privadas, y les ponen el cartel de Universitario en la puerta, sin que haya un mayor proceso de acreditación.
Mi opinión, y creo que la de la mayoría, es que el paso de los alumnos por un Hospital es para que adquieran una formación práctica que no está en los libros, aprendiendo de como hace la gente las cosas en los distintos tipos de pacientes. Bastante se descuida ya esa formación en el formato actual, en que los teóricos encargados están hasta arriba de trabajo y vamos a la carrera, como para empeorarla más. Al menos ahora hay residentes de distintos años y de distintas especialidades, de los que se puede aprender e incluso mejor, puesto que también ellos a su vez están en periodo de formación.
Como sin duda compartís, este es un oficio vocacional: nadie que pretenda ganar dinero hace Medicina. Es sacrificada, arrastrada, poco reconocida y poco pagada. Pero tiene unas satisfacciones y unos reconocimientos que no tienen precio, en la sensación de hacer bien las cosas, en la atención directa al paciente. A mí no me importa en absoluto atender a pacientes mayores; mis aspiraciones profesionales pueden pasar a un segundo plano y mantener mi satisfacción personal con cualquier tipo de paciente, a los que siempre aplico todo lo mejor que puedo ser. Eso no va a cambiar si la edad media de mis pacientes es cincuenta o noventa años.
Pero creo que no toleraría trabajar en un sitio sin docencia, porque gran parte de mi soporte personal lo da el enseñar, a los residentes, a los estudiantes. No me canso de enseñar las mismas cosas, porque creo que son esas pequeñas cosas que nunca vendrán en los libros y que nos conforman como médicos. 
Elegí el quinto de Madrid en la última oposición: podía haber elegido cualquier hospital. Y reconozco que dudé: pensé en el Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, que tiene un residente al año de Neurología, tiene estudiantes, y tiene pacientes: es todo lo que yo necesito para ser feliz profesionalmente. Pero un qué se yo que yo se qué me llevó a seguir donde estaba. No me arrepiento, aún.
Vosotros seréis buenos médicos en cualquier caso si tenéis verdadero interés en serlo, allí donde estéis, no tengáis duda sobre esto, pase lo que pase con el hospital. Recordad siempre que el paciente es una persona enferma, preocupada, con miedo por su vida, queriendo sobrevivir. No dejéis que os los vendan como "usuarios de servicios de salud", números en una lista, objetivos en función de los cuales modificar vuestro salario. No los veáis nunca como el enemigo, alguien con quien enfrentarse, con quien chocar; el paciente siempre es el paciente: si nos trata mal, habrá que hacerle ver que eso no le beneficia, que estamos en el mismo bando, que no somos el enemigo. 
Aun cuando nos privaticen a todos, aun cuando hacer mala medicina pero rentable nos sea recompensado, aun cuando no podamos ser libres para ejercer como queremos, no perdáis la ilusa sensación de que estamos haciendo un bien a la Humanidad solo por levantarnos por la mañana y ponernos al servicio de un enfermo. 
Siento no poder garantizaros que a partir de mañana los estudiantes de la UAM puedan seguir aprendiendo eso en este Hospital. Hoy se están poniendo en marcha los mimbres de la resistencia, en los cuales sin duda jugaréis un papel. En cuanto sepa cuál va a ser la ayuda a pediros, lo haré.  De colega a colega. 
Gracias, 

Tino Nombela

La Delegación de Alumnos de la Facultad también se mueve

El próximo martes habrá Asamblea General de la Delegación de Alumnos de la Facultad de Medicina de la UAM, para tratar la situación del Hospital Universitario la Princesa y las últimas medidas de la Comunidad. Es un tema fundamental para toda la comunidad hospitalaria y también para los estudiantes.


Queridos compañeros.

Como habréis oído los últimos días, el presidente de la Comunidad de Madrid comunicó recientemente la intención de llevar la sanidad de pública de nuestra región hacia un sistema privado con la excusa del ajuste presupuestario del próximo ejercicio. Entre las medidas que se supone que se van a implantar próximamente se encuentran el euro por receta (con fines disuasorios O.o), la externalización (privatización) de los servicios sanitarios de los seis nuevos hospitales creados en la Comunidad, externalización de otros servicios... Pero si hay algo que afecta directamente y de forma inmediata a los estudiantes de nuestra facultad es la transformación (desmantelamiento) del Hospital Universitario La Princesa en un  "Hospital de alta especialización de personas mayores", o sea, un geriátrico. Esto probablemente lleve a suprimir las urgencias, cerrar los servicios de cirugía torácica, maxilofacial, neurocirugía y cardiovascular, quitar consultas externas y sólo recibir los pacientes que le sean derivados de otros hospitales. El Hospital La Princesa ha ofrecido a los estudiantes una docencia universitaria y postuniversitaria excelente desde siempre, y con esta medida en enero del próximo año (2013) los alumnos que por allí deberían rotar no podrán llevar a cabo su actividad educativa. Las consecuencias de esta medida son completamente infaustas (y eso si sólo nos referimos a la parte que afecta a los estudiantes!)
 
Por ello, en nombre de la Delegación os convocamos a la Asamblea General Extraordinaria que celebraremos el próximo martes 6 de noviembre a las 15:30 hEl lugar aún está por confirmar aunque lo haremos en los próximos días.

El orden del día será:

1. Aprobación del acta previa.
2. Desmantelamiento del Hospital la Princesa.
3. Ruegos y preguntas.

Creemos que es URGENTE Y NECESARIO discutir y poner en común todas las ideas que se nos ocurran para manifestar nuestra negativa rotunda a estas acciones por parte del gobierno de la región. Tenemos que coordinarnos bien: si actuamos unidos todos los alumnos de la facultad podemos conseguir lo que nos propongamos. No es la primera ni será la última vez que los alumnos de la Facultad de Medicina de la UAM luchen por sus derechos y consigan sus objetivos.
 
Os pedimos que hagáis llegar este correo a todos los compañeros de todas las clases, y a todos los que os importe vuestra docencia para ser buenos médicos, intentad acudir el martes a la reunión, o al menos participad en las distintas movilizaciones que se organicen.

De momento os adjunto un documento de la mesa sectorial de la AMYTS (Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid), el blog que desde La Princesa se ha creado (http://hospitallaprincesaenpeligro.blogspot.com.es/2012/11/alerta-hospital-la-princesa-en-peligro.html?m=1), una recogida de firmas en Change.org  (bitly.com/U5Fpd1).

Un fuerte abrazo a todos. Y recordad que nos estamos jugando el futuro de los estudiantes de Medicina de nuestra facultad y muy probablemente de toda la comunidad universitaria médica de nuestra región.

Esaú Fernández Pascual

Presidente 
Delegación de Alumnos (DAFMUAM)
Facultad de Medicina - Universidad Autónoma de Madrid

sábado, 3 de noviembre de 2012

Me encantaría estar ahí.....#noalcierreHULP

Llevo dos días pegado a twitter, blogs y facebook, viendo como toda la comunidad de la Princesa se mueve para defender el Hospital. Si la sensación general es de impotencia, el estar en el otro lado del mundo no ayuda. Por eso escribo, posteo, tuiteo y retuiteo. Porque me he malacostumbrado a no estar con la boca cerrada y escribir, por lo menos, ayuda a descargarme.

La situación a la que se ha expuesto al Hospital de la Princesa a sus profesionales, pacientes, docentes, residentes, estudiantes y personal es injusta. Se plantea una solución equivocada ante un problema inexistente. Se improvisa un nuevo modelo, frente a uno consolidado. Todo de la mano de una Comunidad que tiene como lema "la suma de todos" y que ha decidido que contar con la opinión de algunos de sus mejores profesionales (incluyendo ex-presidentes de sociedades científicas, algunos de los mejores investigadores de Medicina del país, catedráticos o simplemente gente con mucho sentido común) no era necesario.

Y por supuesto se olvidan de que un Hospital es mucho más que un lugar dónde agrupar a profesionales para tratar problemas de salud. Un Hospital es una manera de generar sinergias entre equipos, entre profesiones, entre distintos niveles de formación y distintas perspectivas. Es un lugar dónde no sólo se aplica el conocimiento, sino que este se crea y se transmite. Sólo cuando estos valores están juntos, sólo entonces un hospital podrá prestar un servicio integral y eficaz a sus pacientes y a la Sociedad en general. Esto es lo que he visto y sentido estos años en la Princesa. Os ruego que miréis la referencia que hacen los presupuestos de la Comunidad al asunto. Demuestra que para ellos toda la comunidad que se ha generado en torno al hospital no es más que números que han movido de un apartado a otro, o directamente han borrado y obviado. Construir una comunidad hospitalaria no es fácil y la manera de fomentarlo no pasa por tratar a tus profesionales como mercancia a la que puedes mover "por ser la autoridad". En un país en el que el principal incentivo de los médicos (digámoslo claro) ha sido y sigue siendo su vocación, parece que se asume que por ser solidarios somos serviciales.

De pocas cosas me siento más orgulloso que de haberme formado estos años en este hospital, gracias a muchos médicos (con un "me quito el sombrero" para los residentes), que la gran mayoría de las veces de manera desinteresada te enseñaban que la Medicina es mucho más de lo que viene en los libros (incluidos los de presupuestos de la CAM).

Una vez más, me duele estar tan lejos con lo que está pasando. 


Muchas gracias de corazón a todos los que estáis defendiendo la Princesa

Os dejo aquí algunos enlances de interés para seguir:


Y bueno, como no quiero irme depremido a la cama dejo estos 4 minutos y medio del mejor cine, que hoy he podido ver con música en directo...permitídmelo por estar en estado "ñoño" :S



viernes, 2 de noviembre de 2012

Si Enjolras levantase la cabeza...




Cambiando de tercio después de un día pendiente de que pasaba con la Sanidad madrileña y con La Princesa (os sigo pidiendo que os paséis por este link), hoy me he encontrado con este discurso de Enjolras, personaje de los Miserables de Victor Hugo y cabecilla de un grupo de estudiantes en la revolución de 1830 (copio un fragmento pero podéis encontrar el resto aquí)

"Ciudadanos! El siglo XIX es grande; pero el siglo XX será dichoso

Entonces no habrá nada que se parezca a la antigua historia; no habrá que temer, como hoy, una conquista, una invasión, una usurpación, una rivalidad de naciones a mano armada, una interrupción de civilización por un casamiento de reyes; no habrá que temer un nacimiento en las tiranías hereditarias, un reparto de pueblos acordados en congresos, una desmembración por hundimientos de dinastía, un combate de dos religiones por encontrarse frete a frente; no habrá ya que temer al hambre, la explotación, la prostitución por miseria, la miseria por falta de trabajo, el cadalso, la cuchilla, las batallas, y todos estos latrocinios del acaso en la selva de los acontecimientos.

Casi pudiera decir que no habrá ya acontecimientos. Reinará la dicha. El género humano cumplirá su ley, como el globo terrestre cumple la suya; la armonía entre el alma y el astro se reestablecerá; el alma gravitará en torno de la verdad, como el astro en torno de la luz.

Amigos, la hora en que estamos y en que os hablo, es una hora sombría; pero tales son las terribles condiciones de la conquista del porvenir

Una revolución es un peaje."


Llama la atención que esto se escribiese hace 150 años y que pasado el s. XX todavía vayamos como vayamos. Uno se pregunta como acabará el XXI.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Ahora es demasiado tarde Princesa

Hoy me he despertado con esta noticia "El hospital de La Princesa se transformará en un hospital de alta especialización para patologías de las personas mayores".  Siendo el hospital universitario en el que me he formado en estos tres años de docencia clínica, tengo que reconocerlo, lo primero ha sido una respuesta puramente emocional. "Menuda m...."

Y luego he leído el artículo, y ahí han empezado las preguntas ¿y qué pasa con mi docencia? ¿Y con la de los residentes? ¿qué van a hacer con el personal? ¿en qué plazos se plantea esto? ¿y con los pacientes? ¿qué es un hospital especializado en el cuidado de personas mayores?. Así que (iluso de mí) me metí a la página de la Comunidad de Madrid para ver si comentaba algo, y lo único que he visto ha sido una noticia sobre la presentación de presupuestos con una foto del señor guapo que Esperanza dejó a cargo de la CAM y esta frase:

Según González, las cuentas regionales presentan una reducción del gasto del 7,7% y apuestan por la eficiencia en la gestión para garantizar y mantener la calidad de los servicios públicos, sobre todo, la sanidad, la educación y los servicios sociales

Transparencia como acostumbran....transparentemente vendiendo su verdad. A partir de aquí ya estaba temblando...

Fui a los periódicos y ahí estaba... euro por receta (siempre disuasorio, que no recaudatorio), gestión "externa" (es decir, privada) de seis centros en Madrid y de todos los servicios no sanitarios de la Comunidad entre otras...y lo peor es que se sigue oyendo ruido de fondo, con más posibles medidas por llegar.

Simplemente, da asco. Da asco que se saquen medidas así "de la manga". Da mucho asco, que se siga jugando con el lenguaje. ¿Tiene sentido "disuadir" de consumir una receta que esté bien prescrita?  ¿Tiene sentido seguir negando la falta de evidencia del copago? ¿Por qué no dicen claramente que están privatizando? ¿Por qué acabar con un hospital universitario terciario que lleva tanto tiempo y tan bien funcionando? Repito, da asco, mucho asco.
Un compañero de la Universidad de Córdoba, Victor Medina (@vmedina89), también estudiante de Medicina, ponía en twitter esta mañana:

"Es que me planteo si no sera falta de vocacion al ver que no quiero ser un medico si no es dentro de un SNS como el que conociamos..."

Y tienen toda la razón, estoy harto. La Comunidad de Madrid va a empezar a despedir a médicos a pesar de haber conseguido que Madrid sea la ciudad con más Facultades de Medicina DEL MUNDO, pasando de tres públicas y una privada a cuatro públicas y cuatro privadas. En palabras del Consejero de Sanidad "cuantos más médicos podamos formar mejor, luego ya tendrán que competir". Sí, un profundo conocimiento de la realidad laboral médica (poco después preguntaría por la duración de la carrera de Medicina). ¿Y ahora toca "unificar"=cerrar servicios? ¿después de saturar aulas? ¿después de haberme tenido que sentarme en el suelo en alguna clase?

Estoy harto de que no se diga a la cara que esto es un cambio de modelo. Todo era lindo, maravilloso cuando abríamos nuevos hospitales, cuando instalábamos equipos "pioneros" en la última técnica quirúrgica...¿y ahora vamos a cobrar por cada receta a todos los pacientes? ¿dónde están las prioridades? Espero que igual que igual que se hacían la foto con el primer médico que usa la técnica X, los responsables de la CAM se hagan una foto con el primer profesional que tenga que exigir el euro por receta.

Ya por último, voy a hablar de "mi" hospital. Llevo cuatro años en la Princesa, estudiando y creciendo como protomédico entre aulas, bibliotecas, habitaciones, quirófanos y pasillos. Adjuntos, residentes, personal y por supuesto pacientes se han volcado siempre en mi docencia, más que en ninguno de los otros centros donde he rotado. La Princesa tiene a algunos de los mejores investigadores (en serio, no es catetismo) y servicios docentes de la comunidad y del país. Supongo que esto no importa, que ahora lo que importa es que el presidente de la Comunidad pueda sonreir con el pen-drive de los presupuestos en la manita y que podamos seguir mintiendo sobre la universalidad y la solidaridad del sistema....con todos mis respetos Y UNA MIERDA.

Dejo este link que han montado desde el hospital: http://hospitallaprincesaenpeligro.blogspot.com.es/

Hace unos meses decíamos que se estaban cargando la Sanidad....Enhorabuena, lo han conseguido.

Termino con esta canción por ser Princesa y por ser Sabina. Esperemos que no sea demasiado tarde...




lunes, 13 de agosto de 2012

Australia (III): USyd

Antes de empezar, dejar claro que la Universidad de Sydney no me paga por escribir esta entrada. Sólo la he puesto como ejemplo de lo que estoy viviendo.

Quizás porque he estudiado en una Facultad especialmente aislada del mundo, con unos estudios especialmente aislantes del mundo o porque he pasado los dos últimos años en un medio más aislado del entorno universitario como es cualquier hospital universitario, empezar de nuevo en universidad tan grande como la University of Sydney (USyd) se me ha hecho especialmente raro. Ejemplos:

  • Es la universidad más antigua de Australia (1850)
  • Tiene más de 40.000 estudiantes, de los cuales 600 somos internacionales/intercambio este semestre
  • El campus organiza varias actividades REALMENTE interesantes a lo largo de la semana. Destaco el "realmente".
  • 30 de los deportistas australianos que han competido en los Juegos Olímpicos de Londres estudian en la USyd (dato tonto)
  • Casi la totalidad de la participación estudiantil está centrada en un única asociación estudiantil, la University of Sydney Student Union (USU). Están literalmente hasta en los vasos de café. Esto incluye desde asociacionismo de todo tipo (Sociedad de Representación de estudiantes de Medicina/MedSoc, asociaciones artísticas, club del ukelele...) hasta fiestas de integración para los estudiantes internacionales (ejem). Para los que tengan interés: video promocional

La primera semana nos la dedicaron a adaptarnos a todos los niveles, incluyendo nociones sobre como moverte por la ciudad, que playas usar, que viajes hacer, lenguaje "aussie" básico... Comparado con lo primero que un profesor de Medicina en la UAM me dijo ("la frustración es buena") bastante llamativo. Si tenemos en cuenta que fue de lo poco que hicieron para introducirnos en la UAM, peor.  

Muchos actos de bienvenida, plataformas online accesibles que funcionan, clases magistrales que puedes perderte porque las graban (consideran que la posibilidad de que tengas algo más interesante que hacer formativamente que pasar una mañana escuchando a alguien en directo es plausible), horarios modificables... En general vida adaptada al estudiante, y no a dameros o profesores (con todos mis respetos).

En resumen, la "protoimagen" que se tiene de una Universidad antes de entrar, o lo que esperas de ella. Accesible, fomenta que aprendas y disfrutes, que TE desarrolles, que aproveches tu etapa universitaria desde tus aciertos y errores. Y precisamente buscando evitar ese sinsentido de capacidad frustratoria que muchos profesores todavía tienen (aunque como en todo, hay casos).  Es más, resulta que la vía para acceder a una formación (por ejemplo estudios de Medicina, que en la USyd son un posgrado) no es única. Se parte de una idea de formación mucho más flexible, de un desarrollo personal en lugar de un encasillamiento curricular ¿Tan absurdo es que alguien que primero ha hecho arte como grado, si tiene el perfil necesario, pueda ser médico? si alguien piensa que la PAU selecciona los mejores perfiles, que comente.

No tengo mucha capacidad para criticar el contenido de las clases, principalemente por el que currículo de 6º en la UAM es un tanto "especial" (mezcla entre año de prácticas y retomar algunas de las básicas), pero si que hay que decir, que NINGUNA de mis asignaturas se basan en un único examen, y la mayoría tienen un compenente importante (hasta el 50%) de evaluación práctica Y continuada. Todas absolutamente integradas online, y algunas hasta te dan los apuntes.

Y la pregunta del millón ¿a qué precio? lo peor de todo es que no a uno muy superior al que pagábamos los españoles...algo hacemos mal, pero al parecer hay opiniones para todos los gustos. Esto para los nacionales claro...los estudiantes internacionales son una fuente importante de ingresos para el país.

¿Dónde creo que está la diferencia? Actitud general de alumnado y profesorado hacia una idea del universitario como adulto en formación, más que de un pre-profesional a moldear como le de la gana al profesor/departamento de turno y eficacia en la gestión.

CONCLUSIÓN PERSONAL: hacer las cosas bien no es tan difícil ni tan caro.

Y resulta, que además a los estudiantes de Medicina les da hasta tiempo para VIVIR (con mayúsculas), y que ir a reuniones de estudiantes, y en general buscar algo más de tu etapa universitaria no es algo "freak" o "pasota"...





PD publicitaria: Para los que piensen que algo así no se hace en España, recomiendo seguir a @VICEM_UZ en España. El año que viene en Zaragoza ;) 

domingo, 22 de julio de 2012

MIR (I): Introducción y tópicos

-INTRODUCCIÓN

A menos de un año de graduarme no sé que hacer con mi vida/carrera. Para la mayoría de estudiantes de Medicina, la salida inmediata es obvia: entrar a formar parte del sistema de formación especializada del Sistema Nacional de Salud (SNS) como médicos internos residentes (MIR). De hecho, la mayoría de compañeros de mi promoción ya están apuntadas a alguna de las famosas "academias",  para prepararse para el examen y yo no sé por dónde empezar a plantearme mi futuro profesional (más con la que está cayendo en alguna de las especialidad que me podría plantear)

Durante mucho tiempo he sido muy crítico con el MIR, por muchas razones. Pero hacerlo cuando es una posibilidad lejana, es muy fácil, sobre todo cuándo lo que te venden "de fuera" es bastante mejor. Ahora que ya estoy en mi último curso, las cosas pintan distinto y tomar una decisión no es fácil. Unido a la posibilidad de conocer otro sistema formativo dentro del mundo anglosajón, en un país muy avanzado en materia de Educación Médica, como es Australia (en cualquier caso más avanzado de lo que es España), una de las tontas ideas que se me han pasado por la cabeza es empezar una serie de blogs sobre el MIR, intentado analizar todos los aspectos posibles.

Antes de ponerme a dar mi opinión me gustaría dejar claras algunas cosas:

  • Estas entradas sobre el MIR son puramente mis opiniones, no busco más que dejarlo escrito en algún lado para ver que contra-opina la gente. 
  • Soy estudiante de Medicina, todavía no conozco el MIR desde dentro. Todo lo que ponga por aquí deriva de lo que pienso del sistema sin participar en él o de lo que he leído/ me han contado y por lo tanto mi opinión será fácilmente criticable. 
  • No pretendo tener la verdad absoluta (aunque a veces se me pueda ir el tono). Soy consciente de que por muchas vueltas que le dé, es una opinión más y con muchas limitaciones.
  • Si alguien piensa que algo de lo que he puesto es erróneo o matizable que comente.

-SISTEMA MIR

Para aquellos que no lo conozcan la formación especializada en España funciona de la siguiente manera: 



  1. Una vez has acabado la carrera (normalmente en Junio), antes de acceder al sistema MIR, tienes que realizar la prueba MIR (examen tipo test de unas 250 preguntas).
  2. La prueba tiene lugar en Febrero del año siguiente al que te gradúas, por lo que generalmente estás unos siete meses preparándote específicamente. Es puramente ORDENATIVA. Con el resultado de la prueba y tu expediente obtienes un número de orden.
  3. Unos meses más tarde (Abril) en orden creciente pasas a elegir plaza, ingresando generalmente Mayo.
  4. Después, dependiendo de la especialidad elegida, pasas a formarte asociado a un servicio de un Hospital Universitario/Unidad Docente Sanitaria durante cuatro/cinco años.
  5. Obtienes tu título de especialista.


-TÓPICOS

A lo largo de la carrera, y habiendo trabajado durante tres años y medio en el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) con representantes de médicos de todos los ámbitos, especialidades, etc. hay algunos tópicos que se repiten mucho (a pesar de que algunos pueden llegar a contradecirse). Algunos de ellos son:



  1. El MIR es uno de los mejores sistemas de formación especializada del mundo y es envidiado por otros países.
  2. Eso ya lo aprenderás cuando ESTUDIES el MIR. En referencia a un conocimiento teórico que no te han enseñado/no has aprendido en la carrera y que supuestamente adquirirás en los meses de preparación para el examen.
  3. Eso ya lo aprenderás cuando SEAS MIR. En referencia generalmente a una competencia que aprenderás cuando seas médico en formación (normalmente una habilidad clínica). 
  4. El MIR no puede cubrir los vacíos formativos del Grado. En contraposición a las dos anteriores.
  5. No tenemos que cambiar un sistema que funciona. Generalmente referida a los cambios que se quieren introducir al sistema como la famosa "Troncalidad". 
  6. La función del médico residente es fundamentalmente formativa. 
  7. Los MIR asumen una parte fundamental de la carga asistencial, SOBRE TODO EN LA PUERTA (DE URGENCIAS).
  8. El examen MIR se basa en los principios de mérito, capacidad y equidad. Definición que generalmente aparece en convocatorias y textos legislativos.
  9. Es injusto que con el examen MIR te lo juegues todo a una carta. Hasta hace unos años el peso del examen era de un 75% y un 25% del expediente. Ahora está en un 90/10.
  10. Existe una gran diferencia en como evalúan las Facultades que hace que el peso del expediente sea injusto. Especialmente interesante si, como yo, vienes de una de las Facultades a la que supuestamente afecta más esta supuesta subjetividad.

*Como idea, dadle una vuelta para ver cuales se os ocurren que pueden decir los MIR, especialistas, políticos,  estudiantes, etc.

Esto son algunos de los que se me han ocurrido a base de oírlas durante estos años...seguro que hay que más, seguro que alguien piensa que alguna sobra, pero me parece importante de cara a situarnos porque uno de los principales problemas del sistema, es que hay una gran carencia de datos de evaluación del propio sistema. 

En el siguiente tocará hablar del sistema de acceso al MIR. Hasta entonces algunas preguntas que dejo abiertas: ¿Cómo se debe imbricar la transición de grado con formación especializada? ¿Quién tiene la responsabilidad de evaluar quién es un buen médico? ¿Se puede introducir en algún momento la evaluación subjetiva en la formación de los médicos? ¿Tiene sentido? En resumen: 

¿Qué garantías tiene la prueba MIR de cara a garantizar a la Sociedad y a los propios candidatos que va a servir como primer paso para los mejores especialistas?